Opinión

‘Un Río de Libros’… Qué cipote de Feria del Libro

Sharing is caring!

Por: Toño Sánchez Jr.


Hace muchos años estuve en una reunión con varias personas que se hacían llamar empresarios. Se hablaba de qué sería bueno para Montería. Todo mundo aportaba ideas. En un momento dado alguien planteo una ‘Feria del Libro’, se hizo un silencio de esos que llaman ‘sepulcral’. Yo creí que era porque habían dado en el clavo, pero a los segundos, con la mirada de los presentes, concluí que se había dicho algo estúpido.

Y con los comentarios que siguieron no había duda de que así fue. “Desde cuando los que andan en burro leen”. “Quién te ha dicho que a estos corronchos les gusta leer”. “Esta gente de vaina come y ahora van a tener para comprar un libro”. Esas fueron algunas respuestas que logro recordar.

Sentí que la persona que hizo la propuesta se sintió apabullada con la andanada de críticas. No volvió a hablar durante toda la noche.

Yo lo único en que pensaba era que todo no podía ser dinero. Pero ese era el pensamiento de aquella época y de esos ‘empresarios’. Lo que no daba billete, no servía.

Hoy, cuando veo que esto de ‘Río de Libros’ en Montería es una realidad que va por su cuarta versión, concluyo que ese adagio que reza: “Una cosa piensa el burro, y otra, quien lo enjalma” es una verdad de a puño.

Esta Administración del Alcalde, Marcos Daniel Pineda García, en cabeza de su esposa, la Gestora Social Natalia Escudero Ariza, se atrevió a apostarle a un evento como este hace cuatro años y le calló la boca a incrédulos (las), y a propios y extraños… a todo mundo. Hoy esto es un éxito que se llama ‘Río de Libros’ IV Feria de la Lectura de Montería.

Usted podrá tener todas las críticas que quiera a esta Administración, pero hay que tener la gallardía y honorabilidad para reconocer lo que ha hecho bien.

Y este evento es total éxito. Que lo reconocen todos los escritores y panelistas que hacen parte de este variado programa.

Ver tantos jóvenes asistiendo a las diferentes conferencias lo llenan a uno de esperanza de que sí existe una generación que ama la lectura y los libros.

Ni escribir de toda esa gente adulta que se pasea desde tempranas horas con la programación en la mano, para escoger a cual conferencia asistir.

Alguien me decía que tener tantas conferencias a la misma hora no era conveniente. Yo le respondí que así era en las grandes ferias de libro. Él me ripostó de que Montería no estaba preparada para esto y de que no había gente para todo. Yo decidí quedarme callado. Ya que aprendí a no discutir con la gente que tiene sueños limitados y a la que en todo ve solo inconvenientes o problemas.

No sé con qué ojos ven la Feria del Libro, como me gusta llamarla a mí, pero yo he visto público de todas las edades, en todas las conferencias a donde he ido como espectador o como reportero para hacer notas para Montería Radio 38 Grados.

Otras personas con las que me he tropezado van es a expeler su odio por la Administración de turno en cabeza del Alcalde. Parece que les ardiera que el evento fuese todo un éxito, por lo que se la pasan buscando el más mínimo detalle para despotricar del mandatario y su esposa.

Por ejemplo, el día de la apertura de ‘Río de Libros’, estoy atento escuchando las palabras del Alcalde, que me parecieron muy emotivas cuando hizo un público y merecido reconocimiento a su esposa, la verdadera creadora de este evento, cuando se me acerca alguien a decirme algo en contra del Alcalde. Yo sin mirarlo, le respondo: “No te acompaño, esto de ‘Río de Libros’ yo lo respaldo en todo y me parece algo maravilloso”. Me quedé callado y mirando para donde estaba el Alcalde hablando. La otra persona le tocó irse decepcionada por no haber encontrado un contertulio para despellejar al Alcalde. Lástima que muchos ciudadanos se la pasen en esa, buscando interlocutores para tirarles la ‘volquetada’ de basura que siempre llevan encima.

Yo quiero públicamente hacer en esta columna un reconocimiento a Natalia Ariza Escudero por haberse atrevido a organizar este evento que ya va por su CUARTA versión. Felicitaciones. Solo espero que el alcalde que llegue, sea el que diga o no las encuestas, respete y conserve esta iniciativa.

Quiero terminar con esta anécdota.

Al terminar una conferencia, estoy en el área de los tintos sirviéndome uno, cuando sale del auditorio la mamá de Natalia Ariza con unas amigas. Al verme, me dice con vehemencia: “No es porque sea mi hija, y sin modestia alguna, pero este ‘Río de Libros’ se lo debemos a ella y todo lo que ha hecho es maravilloso”. Yo me sonrío y le respondo: “Es que esto no es problema de modestia, uno tiene que gritar lo que hace bien, cuando te equivocas te crucifican, porque no hablar de lo bueno”.

Y esto es lo que quiero con esta columna. Gritar que ‘Río de Libros’ IV Feria de la Lectura de Montería es un maravilloso evento y todo mi reconocimiento para Natalia Ariza Escudero y la Alcaldía de Montería. Lo mismo que para todos los patrocinadores, en especial para el Centro Comercial Alamedas del Sinú, en cabeza de su Gerente Adriana Cote, por apoyar todos lo que tiene que ver con temas culturales de Montería.

¡Conclusión! Sí se pueden hacer exitosos programas culturales para la ciudad. Y como todo lo bueno… queremos más y mejor. Esto tiene lo bueno… que uno se vuelve insaciable y adicto. Y con la cultura, el arte y la verdadera música esto es una verdad incuestionable.

De mi parte, GRACIAS! Y toda mi GRATIDUD!

shares