Opinión

Un perdedor lleno de amargura, resentimiento, mezquindad y venganza

Sharing is caring!


Por: Toño Sánchez Jr.


Quiero iniciar con este interrogante: ¿Si el perdedor Salín Ghisays hubiese sido el Alcalde el Concejo títere que tenemos le hubiese negado el permiso de viajar a Puerto Rico?

La respuesta es: ¡Nunca! Porque esa es la impronta de los arrogantes y soberbios que solo lo que ellos hacen es lo que está bien. Se terminan convirtiendo en lo que no quieren ser, gente despreciable.

Resulta que Carlos Ordosgoitia quería acompañar a Puerto Rico al equipo de Vaqueros, que la Alcaldía de Montería patrocina, y allá gestionar ser sede, junto a Barranquilla, de la próxima serie. Y el Alcalde para viajar debe pedirle permiso al Concejo Municipal como lo ordena la Ley. Así lo hizo el Alcalde, y su solicitud de permiso cayó en manos de un personaje que atraviesa hoy en día por un cambio de personalidad, producto de la derrota, que le está haciendo salir lo más ruin que pueda tener una persona perdedora: Salín Ghisays. Quien con un peregrino argumento dijo que no podía viajar.

Pero antes de hacer pública la votación, que ya había sido ordenada desde una mansión del barrio El Recreo de Montería, ordenó reabrir ‘las bodeguitas’ que montó para su campaña, que no son otra cosa que las cuentas de Twitter y Facebook, abiertas con puro alias, como hacen los bandidos, para atacar a todo aquel que cuestione su infamia… y las que vienen.

Aquí aprovecho para decirte Salín Ghisays que yo no soy un vividor del Estado como tú. Le dices a todo mundo que yo he cuestionado tu resentida decisión, la de negarle el permiso al Alcalde, porque yo iba invitado por el Alcalde a Puerto Rico. Y eso mismo dicen tus ‘bodeguitas’. Con respecto a eso quiero decirte dos cosas.

La primera, a la Vida ¡gracias! porque para viajar no necesito del Estado. Y jamás cambiaría el HAY FESTIVAL de Cartagena, donde estoy aprendiendo, por ir a ver el equipo de la familia Pineda García y Ghisays Martínez, como se dice en todos los pasillos del Estadio 18 de Junio. Por supuesto, que todo a través de testaferros. Te recuerdo que en el año 2009 o 2010 yo representé las acciones de un amigo en la novena Leones, por lo que sé cómo es ese ‘amarra vaca’.

Lo segundo. Yo jamás he puesto a mi esposa a que abra empresas, a través de interpuestas personas, para que contraten con la alcaldía en donde yo era Secretario de Despacho. Y tú sabes que eso es verdad. Tú sí eres un vividor del Estado, sin necesidad de serlo, yo no.

Y te recuerdo lo que digo cada mañana en mi programa en Internet: “Lo que digan los demás, en este caso tú y tus miserables ‘bodeguitas, no va a definir quién soy yo, a mí me definen mis convicciones, que tú ni siquiera sabes qué es eso, menos las tienes; me definen mis creencias, mi fe, mis sueños, mis esperanzas, mis fuerzas, mi coraje. No lo que un perdedor y mediocre como tú digas o tus ‘bodeguitas’ o periodistas pagos.

Pero sigamos con el tema principal, el permiso al Alcalde Ordosgoitia.

En plena final del campeonato en Montería el alcalde viajó a Bogotá, junto al de Barranquilla, Jaime Pumarejo, y anuncian que van juntos a buscar la sede de la Serie del Caribe 2022. Esto lo sabía ya el concejal Ghisays. Por lo que Ordosgoitia, el 24 de enero radicó el Proyecto de Acuerdo solicitando el permiso.

Antes de presentarlo ya se sabía que los 13 concejales de la coalición, incluyendo a los de Erasmo Zuleta Bechara, iban a negarlo, ya que ellos tienen las mayorías hasta en las comisiones.

El Proyecto de Acuerdo lo demoran perversamente adrede y solo hasta el 29 de enero le dieron trasladó a la Comisión de Gobierno y Asuntos Sociales, el presidente de la Comisión es Santiago Pérez, de la secta del CD, hijo del temido excontralor Felipe Pérez, y hermano de un exconcejal liberal, le da la ponencia a Salín Ghisays.

Los otros que integran esta Comisión son:

Salín Ghisays,  se dice ‘independiente’ que gana la curul como premio al perdedor, contemplado en la Reforma Política.

José David Wberth, de Cambio Radical, alias ‘El Paleta’, experto en eso la combinación de todas las formas de lucha. Y gritador insigne de eso que “el pueblo unido jamás será vencido”. Pero apenas le tiraron el primer ‘hueso de paleta’ carnudo mandó a la mierda ese sonsonete.

Alberto Cuéter, nuevo en el Concejo, Cambio Radical, su patrona política es Liliana Yúnez, que no aspiró a repetir curul y para que sus huestes votaran con Salín puso a esta ficha en ese partido, que tiene como máximo jefe en Córdoba a Adolfo ‘Bola Negra’ Pineda.

Estos cuatro fueron los que negaron el permiso.

Los otros miembros que votaron si fueron:

Carlos Zapata, del partido de la U, el hombre que después de una gran ingesta de jugo de corozo sacó del cauce del río Sinú una poderosa lancha ‘Go Fast’ al estilo James Bond.

Nelson Rivera, del otro temible partido en Córdoba, el conservador. Este es un bacán, yo lo llamaría el ‘diferente’, ya que se nota la diferencia. Muy a pesar de militar en ese dictatorial partido no le come cuento a todos esos jefes que ha tenido. Además, que le gusta el buen escocés, el Sello Negro.

El concejal Zapata dijo que era “un egoísmo” no permitir la salida del alcalde. Que los argumentos para negarlo no eran “sólidos” y que era más “una mezquindad política”. Y remató con esta lapidaria sentencia: “Salín, si tú fueses el Alcalde, hubieses pedido el permiso y aquí estuviese aprobado”. Allí las barras que estaban en el concejo aplaudieron.

Nelson Rivera dijo que no se podía “sacrificar a la región más beisbolera del país por una decisión sin argumentos. Privan a la ciudad de un magno evento”.

Arleth Casado, que no vota allí, pero tenía voz, salió en defensa del Proyecto de Acuerdo y le recordó a Salín que si la excusa era que no tenía invitación, recordara [Si es que tiene esa capacidad] que el presidente Duque viajó sin invitación  a gestionar la Copa América y se la ganó, compartida por primera vez.

Leonel Márquez, del Polo Democrático, dijo una verdad de a puño, que Salín era “incoherente”. Y agregó: “Ayer trajo a Promontería para mostrar que la ciudad había que posicionarla y venderla y hoy le niega al Alcalde esa posibilidad”. Claro está que él lleva al concejo a Promontería porque ese es un ‘amarravaca’ que se inventaron, como una especie de ‘partidero’ para poner allí a los que hacen fila para ser futuros aspirantes a la Alcaldía. Pero se les quemó el pan en la boca del horno con el perdedor que escogieron.

El argumento del concejal perdedor fue que Montería no ha contrato el Programa de Alimentación Escolar y eso era más importante que viajar. Y eso jamás lo dijo cuando su patrón fue Alcalde y se demoró también.

Agregó el derrotado que el Alcalde no tenía “invitación oficial de la Confederación de Béisbol”. Ignora este personaje que uno para gestionar no necesita invitación de nadie. Pero cada quien es dueño de su ignorancia.  

Y dijo algo que muestra de lo que está hecho, que el Alcalde no puso un peso en la serie final del campeonato. ¡Solo piensa en el billete! Y sigue en su esencia de ignorante. Se le ‘olvida’ que cuando Ordosgoitia lo derrota fulminantemente y se posesiona ya Vaqueros era finalista y quedaban pocos días para terminar el campeonato. En esta, todo parece indicar que el concejal pensó como si fuera accionista, en la sombra por supuesto, de Vaqueros.

Y remató diciendo que el estadio no tiene la capacidad que exige la Confederación.

Por eso aquí Arleth Casado le dio un tapa boca: “Si tú eres tan amante del deporte debes entender que en eso consiste la gestión, en buscar que le habilitarán [Al Alcalde Ordosgoitia] su estadio también”.

Pero para gente de mente ‘cerradita’ esto no lo van nunca a comprender.

Los concejales Márquez y Zapata le dijeron por último al perdedor Ghisays que el Alcalde Ordosgoitia había anunciado la ampliación de graderías si se daba la sede de la Serie del Caribe se veía obligado a invertir más dinero, y que el tiempo alcanzaba porque era para el 2022.

Hay tres palabras que la mayoría de esta gentuza y sus huestes nunca entenderán: Grandeza, Honorabilidad y Decencia.

Yo recuerdo como Carlos Zapata le devolvía Proyectos de Acuerdo a Marcos Daniel Pineda para que los corrigieran, pero hoy eso es imposible e ilegal.

Estamos en la “Estrategia Sansón”, que consiste en “Muera Sansón y todos los Filisteos”. Y todo parece indicar que el Sansón para dirigir esta perversa y mezquina estrategia es la versión ‘sansonoica’ Siglo XXI de Salín Ghisays.

Todo indica que la orden desde El Recreo es “vamos a torpedearle todo para que se arrodille”.

“Vamos a amargarle su mandato para poder llegar, años después, nosotros con el lema: <<Para retomar la LEALTAD por Montería>>.

Con contadas excepciones ese no es un Concejo sino un ‘rebaño’ de borregos.

Para terminar, Erasmo Zuleta dice trabajar por Montería pero ‘SUS’ concejales votan en contra del Alcalde. Manejan todo como sus empresas familiares. Aquí no existe la palabra independencia. Son perversos. Mandan a los concejales a negar todo y después salen a decir: <<¿YO? Si yo trabajo por el bienestar de Córdoba y Montería>>. Viles ¡hipócritas!

Hoy hay una guerra en Bogotá por un Ministerio. Quieren imponer a Marcos Daniel Pineda, pero el Senador Barguil se atraviesa, es una pelea política de dos personas, pero las consecuencias las pagan los monterianos. Qué egoísmo y ego.

Y para rematar los testaferros de los verdaderos dueños de Vaqueros salen con unos tuit “lamentando” la decisión del Concejo. Me hacen recordar a esos mafiosos, que primero se reúnen para asesinar a un amigo, y después todos van al sepelio a ‘rendirle sus respetos’ a la viuda y los huérfanos.

Estamos rodeados de HP… Honorables Personajes.

shares