Opinión

La Movilidad en Montería y el Mototaxismo: ¡Qué interesante debate!

Sharing is caring!


Por: Toño Sánchez Jr.


El resucitar un Decreto sobre los días del parrillero en la ciudad de Montería, de los días martes y jueves, ha despertado los más viles y mentirosos sentimientos de solidaridad de los politiqueros de la ciudad.

Ahora a todos les interesa la pobreza y la situación económica de “las personas más vulnerables” de la ciudad. Cuando todos ellos han usado como ‘mercancía politiquera’ a todos esos mototaxistas.

El mototaxismo tiene que acabarse, la vida y futuro de nuestros jóvenes no puede ser estar montado en una moto haciendo carreras. Y tener todas las tardes 30 mil o 35 mil pesos.

¿Pero qué más hacen? Se preguntarán. Otros dirán: Pero es que no están robando.

Entiendo el interrogante y la afirmación.

Pero no podemos construir una sociedad prospera y de oportunidades soportada en el mototaxismo. No porque sea lo único que hay que hacer; ni porque sea un oficio desde donde no se está delinquiendo (Aquí un paréntesis: desde una moto ya ustedes saben que se ha hecho en este país) es porque le debemos a nuestra juventud una verdadera oportunidad llena de esperanza y prosperidad.

Eso llega con educación y oportunidades.

Para eso está el Estado, en este caso representado en una Alcaldía y clase política, para ayudar a construir oportunidades, esperanza y nación.

Qué construir para que estas personas no vean en una moto su futuro.

Pero en vez de entrar en un sano debate sobre el tema lo que hacen es convertir el tema en un ‘herramienta politiquera’ porque se avecinan unas elecciones.

Y no hay nada que venda más, que mostrarte, de manera hipócrita, que defiendes a los pobres, cuando lo cierto es que los tienes como un ‘commodity’, “un objeto de comercialización”, al cual le pones valor cada vez que se avecina una campaña electoral.

La movilidad en Montería es un caos. Esta ciudad cada vez se parece más a la India en tema de movilidad. Solo faltan ‘vacas sagradas’ por las calles. Aunque Raymundo Berrocal Escobar, grandioso filósofo callejero, me afirma que esas ‘Vacas sagradas’ si deambulan en esta ciudad, pero que son “de dos patas”.

Un Representante a la Cámara salió a condenar la medida de la Alcaldía de Montería. Lo curioso es que ayudó a elegirlo, pero como no le ‘despacharon’ toda la Alcaldía se volvió un acérrimo enemigo de la administración.

Empezó a ‘trinar’ sobre la pobreza y demás vainas propias del ‘pueblo unido jamás será vencido’. Yo le pregunto públicamente: ¿A cuántos estudiantes le condonaron las deudas por el Coronavirus en la Universidad de su familia? ¿A cuántos mototaxistas les han propuesto un plan de formación para que dejen ese oficio?

Otro posible candidato a la Alcaldía de Montería convocó de manera urgente al Concejo para debatir ese tema.

Me asombra como aprovechan coyunturas para convertirlas en ‘mercancía politiquera’. Por qué jamás han asumido tratar el tema del mototaxismo de manera autónoma, en busca de una verdadera solución.

Todos los politiqueros les pagan a los mototaxistas en épocas electorales. No es sino ver en esas épocas algunas estaciones de gasolina, que se las toman, para tanquear y salir a la caravana del político de turno que les está financiando la camiseta, la tanqueada y los 100 mil barras ‘por la vuelta’ (Uso este término, propio de los bandidos, porque ellos mismos dicen así).

La movilidad de una ciudad es de todos los ciudadanos, tengan o no carro, moto o bicicleta.

Montería está en una situación tal, que ya se hace urgente sacar letreros en las esquinas donde se anuncia cual es la velocidad permitida para los mototaxistas cuando transitan en los andenes.

Entonces la gente de a pie no hay que defenderla.

La movilidad también tiene que ver con el robo PERMITIDO, desde otras administraciones, de los andenes, parques y espacios públicos. ¿Por qué de este tema no hablan los políticos y concejales de turno?

¿Por qué no hablan y hacen debate de los de ‘Estrato Siete’ que se han robado hasta calles y parques?

Eso también es movilidad.

Qué vaina de fregada, unos indígenas se han tomado la ciudad y los politiqueros y concejales de Montería no se han pronunciado ni han convocado a debates o propuesto mociones de censura; pero se metieron con sus ‘idiotas útiles’ y ‘mercancía politiquera’, y miren como han saltado.

Siento tristeza de ver cómo estos politiqueros han convertido los sueños de grandeza de unos jóvenes en una miseria, en que se la pasen montados en una moto todo un día por 30 mil pesos.

Yo creo que vender droga da más billete, por qué esos politiqueros no promueven eso. Aunque desde una moto los ‘jibaros’ también ‘trabajan’.

Vamos a promover un gran debate, para buscar una alternativa a esos jóvenes que escogen el mototaxismo como forma de vida. Las Universidades pueden hacer estudios y propuestas… incluidas las privadas de Montería.

A problemas extraordinarios, debates y soluciones extraordinarios. Más no lamentos y llantos de cocodrilo de politiqueros vividores de la solidaridad.

PARA QUE COSNTE. Los representantes del Gobierno ante la Cámara de Comercio de Montería siguen con su persecución. La presión que hay contra el Superintendente de Industria y Comercio es innegable. Ya saben que el tiempo se les acaba y necesitan sacar a esta gente para dejarle puesto a los familiares de la esposa del Embajador en Panamá… y de ellos también… presuntamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares