Opinión

¿Hay una mafia alrededor de los bienes entregados para Reparación?

Sharing is caring!


Por: Toño Sánchez Jr.


Este es un país donde todo lo manejan con comportamientos mafiosos o retorcidos. Hay toda una oscura artimaña para el manejo de los bienes que muchos jefes de las ex Autodefensas de Colombia, AUC, entregaron para la Reparación de las víctimas.

En muchos casos ni la misma Fiscalía sabe que desde audiencias de hace más de diez (10) ¡¡¡!!! años los excomandantes entregaron grandes haciendas y empresas agrícolas y ganaderas para reparar.

Pero hoy en día abren procesos contra desmovilizados por esos bienes. Pero cuando los excomandantes que se han visto conminados muestran las copias de las sentencias donde entregaron los bienes, los operadores de la Fiscalía se quedan en silencio y algunos hasta sorprendidos.

Hace unas semanas llegaron a la hacienda ‘La Piscina’, en Puerto Berrío, Antioquia, a una diligencia de extinción de dominio, y se encuentran que ya estaba desde hace muchos años en manos de la Fiscalía.

Esto sí que es una verdadera burla a las víctimas de las Autodefensas.

Pero esas haciendas están ‘tetiadas’ de ganado, del que ‘alguien’ debe estar beneficiándose. Mientras que miles de víctimas del conflicto siguen pasando hambre y miseria, cuando con esas fincas habrían podido ser reparadas.

¿Cuántos cientos de miles de millones de pesos han producido estas haciendas en los diez últimos años?, por no decir que son 15 años. ¿En manos de quién están? ¿Hay gente del Estado ‘asociada mafiosamente’ para enriquecerse a costa de estos bienes para la reparación?

Pero los medios de comunicación del interior y los militantes de la nueva izquierda solo se toman la vocería de las víctimas para atacar y gritar que los ‘paramilitares no repararon ni entregaron nada’. Pero inexplicablemente se callan todas estas irregularidades.

Miren este dato, de la misma Fiscalía General de la Nación, publicado por ellos es su Página Web un martes de agosto de 2009: “La Fiscalía 41 de la Unidad Nacional para la Justicia y la Paz entregó a Acción Social tres proyectos productivos del ‘Bloque Central Bolívar’ de las autodefensas, avaluados en 25 mil millones de pesos, aproximadamente, que pasarán al Fondo Nacional de Reparación de Víctimas”.

“Los proyectos denominados Coproagrosur, El Bosque y La Dos se desarrollan en 11 predios ubicados en los corregimientos Monterrey y San Blas de Simití, (Bolívar), que suman 2 mil 100 hectáreas cultivadas en un 80 por ciento con palma africana, ya iniciaron su producción y en su explotación trabajan 55 familias”.

“Hasta la fecha la Fiscalía ha entregado a la agencia presidencial 4 mil 300 hectáreas que estaban en poder de ese grupo armado ilegal, así como propiedades personales de sus miembros representantes”.

“La desmovilizada estructura armada ya entregó 3 mil 600 cabezas de ganado en los municipios de Buenavista (Córdoba) y Puerto Berrío y Remedios (Antioquia)”.

Hoy en día Coproagrosur quedó en manos de unos testaferros de los mismos que la gerenciaron y jamás han permitido que pase a manos de las verdaderas víctimas. ¿Quiénes están verdaderamente detrás del producido de esta Palma Africana?

A mí no me vengan con el cuento de que unos campesinos de una perdida vereda del Sur de Bolívar saben triangular y la letra menuda del Derecho Comercial y Societario, todo para quedarse con un negocio que producía hace años más de 15 años, mil 500 millones de pesos al mes.

Quién o quiénes tienen esas 4 mil 300 hectáreas. Esa sí que sería una seria investigación de esos medios centralistas y de esas sesgadas Ong´s cargadas de una maquiavélica y resentida ideología zurda.

Hay más interrogantes.

En manos de quién quedaron esas 3 mil 600 cabezas de ganado. Cuántas vacas paridas había, cuántas parieron. A qué hacienda, o haciendas, fueron a parar.

Sí, es cierto que esto no es nada para reparar el daño causado, pero para las víctimas sí que tiene un significado esta reparación. Y serían ellas las indicadas para cuestionar; más no una caterva de personajes cachacos que han vivido de los estragos de la guerra.

Ni hablar de las zonas cocaleras que quería entregar Salvatore Mancuso con sus respectivos cultivos. Se ofreció a que los mismos desmovilizados arrancaran las matas. Nadie lo escuchó.

Y miren el resultado.

¿Quiénes se quedaron allí?

Los desmovilizados del EPL desde 1991. Fueron ellos los que se adueñaron de todo después de que las AUC salieron. Y qué ha salido de allí. Bueno todo lo que ustedes conocen, el último fue ‘Otoniel’, ‘capturado’ recientemente en una llamada ‘entrega controlada’.

Permítanme un paréntesis.

Podríamos concluir que el EPL nunca desapareció en esencia del mundo del conflicto, lo único que se quitaron fue el brazalete y hoy se ponen el que les toque.

Conclusión: Eso es puro estiércol el discurso de que quieren acabar con el narcotráfico. Y a este país le gusta tener gente ilegal armada en el monte, para poder excusarse de su responsabilidad con la educación, salud, desigualdad, pobreza y exclusión.

Fin del paréntesis.

Es mi opinión, pero las pobres víctimas de Colombia las han tomado como mercancía politiquera algunos; y otros, para enriquecerse con los bienes que demoran desde hace 15 años para entregárselos. Y no me cabe duda de que hay también quienes se han enriquecido con la politiquería y el billete.

Mientras tanto salen a medios, dizque, a defender a las víctimas.

Por último, quiero terminar con este dato. Ahora los desmovilizados de las AUC se están convirtiendo en víctimas del Estado. Cuando aspiran a un trabajo y les piden Certificado de Procuraduría y Contraloría no se los dan. Entonces no pueden trabajar.

Qué pretende este despreciable y abusador Estado: Que se vayan a delinquir. Que vuelvan a coger un fusil. Que se pongan a ‘testaferrear’.

Cómo empuja este Estado al delito a la gente.

shares