Opinión

Estamos ante un Estado PERVERSO Y EXCLUYENTE

Sharing is caring!


Por: Toño Sánchez Jr.


Inicio con lo siguiente: A todos esos vendedores de odio, resentimiento, ira y deseos de venganza los invito a que se uniformen, y también a sus hijos, a que cojan un fusil y se vayan para el monte a combatir. Pero ya está bueno de incitar a los ciudadanos a que lo hagan.

Nunca podremos tener una Nación en paz y llena de esperanza cuando la exclusión y la desigualdad sea el norte de un país.

El Estado colombiano en cabeza del llamado ‘Uribismo’, desde el año 2002, lo que ha construido es exclusión y desigualdad. Que combatió a la guerrilla eso nadie se lo niega, pero Colombia no solo necesitaba acabar con la subversión, sino construir una nueva Nación. Y eso no se hizo. Lo que trataron de hacer fue imponer una ideología de odio y exclusión que nos está pasando una terrible factura hoy en día.

Exclusión política, por ejemplo, que se ve en no permitir a los exmiembros de las Autodefensas participar en política. Cuando a los combatientes de las Farc sí se lo permiten. Hecho aquel totalmente anticonstitucional. Ya que en Colombia no existen las penas irredimibles. Y el hecho de no dejar que aquellos excombatientes de las extintas AUC no puedan tener derechos políticos es como una condena eterna.

La Ley 975, conocida como de Justicia y Paz, no existe en el mundo entero, solo en Colombia. Todos los que la criticaron y cuestionaron, argumentando impunidad, desconocimiento a las víctimas y falta a la verdad, son los que desde hace unos años ‘pedalearon’ y defendieron todas las humillantes prebendas a los guerrilleros de las Farc, en donde las víctimas y la verdad sí que son unas verdaderas víctimas.

Pero ninguno de estos ‘neofarianos de civil’ fueron investigados, etiquetados o perseguidos. Hoy son los nuevos catones morales de este país. Son los ‘Savonarolas’ del Siglo XXI.

La Ley 975 fue vilmente cercenada por la Corte como venganza contra el perverso monje de la secta, Álvaro Uribe Vélez, y todos los miembros de las ex AUC quedaron como el jamón y el queso, en la mitad de esa pelea.

Cuanto hubiera cambiado Colombia para bien de haber respaldado ese proceso de paz con las Autodefensas.

Que quede claro.

Sí cometieron vejámenes, crímenes, masacres y llevaron a la guerra a la más terrible degradación. Violaron normas del DIH y DD.HH., pero negociaron un proceso de paz en donde pagaron cárcel y contaron parte de la verdad. Se comprometieron a la no repetición y lo están cumpliendo. ¿Muéstrenme cual comandante de las ex AUC está en disidencia como los de las Farc?

Después de negociar con el Estado, el monje los extraditó para tener como argumento, cuando hablaran de él, que lo hacían como retaliación por haberlos extraditado.

Y no contentos con eso vinieron y dejaron a varios excomandantes con órdenes de extradición suspendidas, para tenerlos ‘amansados’.

Algo así como:

  • “Si te pones a hablar de empresarios y poderosos te ponemos en el próximo vuelo del Avión de la DEA que venga”.
  • “Mira, que hay un subalterno tuyo que le dio un ataque de contar la verdad, cállalo o te mandamos para USA”.
  • “Ponte a estar metiéndote en política y te recogemos enseguida para despacharte para EE.UU.”.

Si esto no es extorsión oficial ¿qué lo es?

Ante esto quiero hacer una acotación aquí.

Tuve en estos días una larga conversación con Rodrigo Tovar Pupo, conocido en el mundo del conflicto como ‘Jorge 40’. Como la conversación fue con el teléfono que le permiten usar en la cárcel para llamar, conversación que es grabada y monitoreada, me refiero a ella para evitar ‘perversas ediciones’.

Me dijo que llamó a antiguos subalternos a reclamarles por qué habían aceptado crímenes y hechos que jamás habían cometido.

Y aquellos le respondieron: “Comandante, porque los fiscales nos advertían, que si no los confesábamos nos sacaban de Justicia y Paz”.

Si esto no es una EXTORSIÓN JUDICIAL, qué lo es entonces.
Esto me recuerda a un operador judicial de la Corte Suprema de Justicia, que terminaba las diligencias con los ex comandantes de las AUC recluidos en Itagüí de la siguiente manera: “Recuerde que el órgano de cierre de usted es la Corte Suprema de Justicia”.

¿Esto es ‘Justicia’? Resolver un crimen con quien no lo cometió. La descongestión de los juzgados penales en este país es producto de una vil extorsión.

Pero nadie se atreve a decir nada porque se va preso. O le quitan los beneficios.

En septiembre de 1998 entreviste a Rodrigo Tovar Pupo para un periódico local. Qué gran diferencia hay entre aquel combatiente y el hoy ex comandante de las AUC. Una persona que solo habla de reconciliación, perdón y de ayudar a construir un país en donde todos quepamos. Esto, me llenó de esperanza y alegría. Claro está, que ellos jamás deben perder el norte del perdón, la reconciliación y la no repetición.

Miren todo lo que está haciendo Rodrigo Pérez Alzate, ‘Julián Bolívar’, excomandante que tuvo bajo su mando a más de mil 500 hombres enfusilados (¡¡¡!!!), en el Sur de Bolívar. Está construyendo reconciliación y pidiendo perdón por todo el país desde su Ong ‘Aulas de Paz. Ni hablar de lo que hacen otros ex comandantes, como el ‘Alemán’, ‘Tolemaida’, ‘Diego Vecino’, mandos medios y patrulleros para construir un nuevo país.

Pero esto no lo ven los medios de comunicación del interior ni los amigotes de las Farc.

Mientras tanto ¿qué hacen los de las Farc? Llenar de mas odio a Colombia. Ni hablar de sus ‘farianos de civil’, que no se cansan de vender odio, resentimiento y exclusión. Se creen una minoría con el derecho de mandar a millones de colombianos.

Yo prefiero a un ‘Jorge 40’, a un ‘Julián Bolívar’, a un ‘Alemán’ a un ‘Timochenko’ de civil y buscando reconciliación; que de camuflado, con un fusil terciado, una pistola al cinto y un radioteléfono dando órdenes de guerra.

Que no han sido dos procesos de paz perfectos, nadie lo puede negar. Pero muéstrenme el primer proceso de paz perfecto en el mundo.

Yo con todo respeto invito a los ex integrantes de las AUC a que el 15 de noviembre de 2021 se inscriban a aspirar al Congreso de la República para el período 2022 – 2026. Si no los dejan inscribir tienen que dar una razón JURÍDICA Y CONSTITUCIONAL para impedírselos. ¿Cuál sería?

Quiero terminar con un terrible hecho ocurrido el 9 de agosto de 1969 en los Ángeles, California.

Charles Manson entró a una residencia y asesinó a cinco personas, entre ellas, a Sharon Tate. De esta, se untó la mano de sangre y escribió en una pared: “Quiero más sangre”.

¿Cuántos ‘Charles Manson’ siguen en las calles y en la política en Colombia?

shares