Opinión

En Córdoba la política no es con votos es con el ‘Botín’

Sharing is caring!


Por: Toño Sánchez Jr.


De dónde salen tantos miles de millones -y hasta dólares- para estas campañas a Congreso en el Departamento de Córdoba.

Lo ilógico sucede aquí. Porque lo lógico es que las elecciones se ganen con votos, en Córdoba es a punta de puro billete. Por eso no hay discursos ni debates políticos, ¡mucho menos!, ideas, propuestas o programas.

Decir que voy a combatir la pobreza, el desempleo y la inseguridad, es el lugar común más antiguo que se usa en Colombia. Además, que no se necesita ser candidato a Congreso para saber que esos son los grandes males del país.

Hay una compra de ‘líderes políticos’ que no tiene nombre, estamos ante una perversa y clandestina subasta.

<<¿Cuánto te dio el candidato tal?>>.

<< 40 millones>>.

<<Aquí tienes 100 para que le devuelvas los 40 y nos tomamos la foto enseguida>>.

A esto lo llaman la ‘política de la nueva generación’. La del cambio… será más bien la de los ‘mercaderes o combos de la politiquería’, otros entrarían a la categoría de ‘maleantes de la cosa pública’.

Cuando se mira con detenimiento el manejo de la política en épocas electorales en estas tierras, se podría suponer que tiene comportamientos mafiosos -pido el favor que lean primero la definición de la palabra ‘Mafia’ para evitar confrontaciones insulsas-. Hay todo un entramado de lo público y lo privado, con un secreto manejo que termina en una especie de ‘Omertá’.

Candidatos que no tienen nada que envidiarla a Don Vito Corleone cuando dicen: “Le voy a hacer una oferta que no podrá rechazar”.

Se ha dado el caso de esos mal llamados ‘líderes políticos’ que le han dado su palabra a un candidato, monta las vallas con la publicidad, pero a los pocos días aquel se ‘retuerce’, porque otro aspirante le ofreció un mejor negocio. A las horas del nuevo pacto una cuadrilla de pintores llega a borrar de la valla a quien había empezado a respaldar.

Hoy el mayor acto heroico de los candidatos en Córdoba es acabar con el movimiento de Zulema Jattin, quien no puede hacer política por estar restringida su libertad. Cipote de ‘acto heroico’. Tremenda lealtad política la que manejan entre ellos. Si no la tienen para con sus pares, menos para con sus electores.

Hay una cacería en caliente a todos los líderes de esta excongresista. Muchos han sido comprados por unas cifras que han dejado sorprendidos a propios y extraños. Y el comprador entregando casi todo el billete por adelantado.

Un detalle.

Han comentado algo curioso. Que muchos billetes tienen un peculiar olor, como a viejos.

No es a viejo. Es que el billete cuando se entierra y no se tienen ciertas precauciones cogen un particular olor. En los bancos, los cajeros lo perciben desde que entra quien los lleva.

Los miles de millones que se están manejado no dejan duda de que lo que pasó aquí en años anteriores no ha servido para escarmentar.

Fue en Córdoba donde se impuso la moda ‘del que más sacara votos’. Cuando podían elegirse hasta dos de la misma lista con esa cantidad que lograban obtener en las urnas.

No querían ser congresistas, sino ‘caciques politiqueros’ y dárselas de ‘barones’ electoreros. Cuando en el Congreso el voto es uno solo hayas sacado los votos que quieras.

Yo quiero recordarles a estos nuevos pichones de ‘caciquitos’ que todos los que se dieron a sacar esa cantidad de votos están preso y otros van camino a estarlo.

Lo que pasa es que quieren llegar con el mayor número de votos para ‘valorizarse’ en las presidenciales que llegan seguidamente. Recuerden que los elegidos necesitarán el ‘chorro’ abierto del Estado.

Más tarde, con esos mismos votos ególatras ‘golpearán la mesa’ en la coalición que definirá el candidato que llevarán a la Gobernación de Córdoba y alcaldías como la de Montería.

Una pregunta.

¿De dónde sale tanto billete en la Región del San Jorge?

Cerro Matoso no aporta a campañas políticas. Gecelca, tampoco. Que son las empresas más poderosas de esa zona. Los ganaderos… menos, no hay nada más cují que un ganadero.

Que más queda en esa región… los del clan, narcos y testaferros. No me consta que se estén metiendo en política, pero uno nunca sabe.

Alguien me contó que en las papelerías del San Jorge se acabaron las Letras de Cambio. Me dicen que aquí el refrán politiquero de ‘caimán no vomita’ no aplica, y que ‘detrás de un loco, hay otro loco peor’.

De esta ‘bonanza electorera’ se ‘beneficia’ todo el comercio y la empresa privada que tanto critica de corrupta a la clase política.

Ni escribir de la estrategia en medios de comunicación. Siguen pagando para tener ‘bodeguitas’ y comprando lenguas que lancen campañas de desinformación, descrédito e infames ataques.

No hubo debates. No se discutieron los temas de interés para el desarrollo de Córdoba. Otra vez quedó en deuda la Academia, los Gremios y la tal llamada Sociedad Civil.

No esperen nada, porque la mayoría de esos votos fueron ya comprados y pagados de antemano.

Para terminar, hay un eslabón en esta perversa cadena del cual no se habla, los contratistas. Pasan de agache y se las dan de señores y doctores, más bien, así como existieron ‘Los Señores de la Guerra’, también hay ‘Los Lores de la Corrupción’. Que hoy se han diversificado tanto en sus negocios, que es inocultable no inferir lo que pasa tras bambalinas.

Apaga y vámonos.

PARA QUE CONSTE. Dejen de utilizar al Papa Francisco para hacer política, aunque el pontífice tenga posiciones de izquierda. Ya lo que falta es que le ofrezcan un billete por los votos colombianos en el Vaticano.

shares