Opinión

En Colombia sí existen las penas irredimibles y el ‘destierro local’

Sharing is caring!


Por: Toño Sánchez Jr.


De facto, en Colombia existen las penas imprescriptibles, irredimibles y la novedosísima medida del ‘destierro local’. Esto se comprueba con los 14 años que lleva la exsenadora Zulema Jattin Corrales en un proceso judicial inacabable, en donde todo parece indicar que hasta ha existido una perversa vindicta en su contra por parte de ‘Honorables’ Magistrados, en su momento.

Desde el segundo párrafo que quede bien claro. Esta Columna de OPINIÓN no se trata de si la excongresista cordobesa es inocente o no, eso lo debe probar ella y su defensa, y decidirlo la Justicia en un verdadero Juicio que respete todas las garantías procesales del acusado.

Esto se trata de que en Colombia, así te pongan las esposas, tienes tus derechos.

Esto se trata de que en Colombia así te cojan en flagrancia existe el Debido Proceso.

Esto se trata de que en Colombia existen las Garantías Procesales.

Esto se trata de que en Colombia existen los TÉRMINOS JUDICIALES.

Esto se trata de que en Colombia no existen las penas irredimibles, imprescriptibles, ni las eternas condenas ni el destierro.

Cuando hablo de ‘destierro local’ me refiero al que han sometido a esta persona, al confinarla en un apartamento de una ciudad donde no está su arraigo ni toda su familia.

Cómo una de las más altas magistraturas de este país puede hablar de justicia cuando tiene en ‘detención preventiva’ a una persona, y cuando la ley dice que esa es una figura excepcional y solo puede durar un año.

Para la Justicia de Colombia cuál es la definición de Justicia.

Tener intimidados a los que investiga, eso no es justicia, eso es amedrantamiento judicial. Porque los procesados no se atreven a hablar por las retaliaciones.

Cuando estas altas magistraturas no definen, adrede, la situación jurídica a un acusado eso no puede llamarse Justicia.

Inventarse exóticas providencias para mantener la competencia sobre un procesado, sobre el cual no la tienen, eso no es Justicia. Pero ellos en su argot llaman a esos novedosísimos manifiestos ‘pieza jurídica’.

Zulema Jattin está privada de la libertad hace tres años y 11 meses. Pero el tiempo total de detención es de casi 5 años. Y el proceso fue abierto en julio de 2007. ¡¡¡Hace 14 años!!! Y no le definen su situación jurídica. Ni en su momento en la Corte Suprema de Justicia ni ahora en la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP.

Era tal la cacería que le tenían montada desde la Corte, que un magistrado auxiliar en su momento, recorrió varias cárceles de Colombia ofreciendo todo tipo de beneficios si hablaban de Zulema Jattin. Al final les decía a los postulados de Justicia y Paz: “Recuerde que su órgano de cierre es la Corte Suprema de Justicia”. Si eso no es una amenaza, qué es entonces. Pero viniendo de un alto operador judicial esto sí que es aberrante.

Muchos de los testigos en su contra fueron condenados por falso testimonio, pero para la Corte aquellos eran todo un oráculo que no admitía prueba en contrario. En Estados Unidos uno de los delitos más duramente castigados es el Perjurio (Falso Testimonio), pero aquí en Colombia es el ‘deporte nacional’, porque con él se benefician abogados, ficales, jueces y magistrados. Por eso jamás se han atrevido a penalizarlo duramente y a quien condenen por ese delito que no obtenga ningún tipo de beneficio carcelario. De ser así, creo que los verdaderos bandidos de Colombia estuvieran en la cárcel o huyendo.

Veamos este aterrador recorrido:

– El 11 de julio de 2007 Zulema Jattin es llamada a indagatoria por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, por concierto para delinquir agravado. Todos los hechos por lo que la sindicaban ocurrieron en los tiempos del conflicto armado de este país.

– El 28 de octubre de 2008, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia escuchó en versión libre a Zulema Jattin.

– El 11 de mayo de 2009, un año después de recibir la versión libre, dictan apertura de instrucción del proceso y ordenan su captura.

– El 12 de mayo de 2009 Zulema Jattin renuncia como senadora al Congreso.

– El 13 y 14 de mayo de 2009 rindió indagatoria en la Fiscalía General de la Nación.

– El 23 de mayo de 2009 la Fiscalía le impuso medida de aseguramiento.

– El 18 de diciembre de 2009, muy a pesar de Zulema Jattin haber renunciado a su fuero de congresista, la Corte Suprema de Justicia reasumió la competencia en una exótica providencia.

– El 7 de enero de 2010 la Corte le ordena la libertad por vencimiento de términos.

– El 8 de febrero de 2015 es el cierre de la investigación penal. (Esta etapa duró ¡¡¡8 años!!! (Ni el asesinato de J.F. Kennedy demoró tanto). Ni las ‘vainas’ que pasan por el Consejo de Estado demoran tanto.

– El 30 de agosto de 2017 la Corte califica todo con acusación a Zulema Jattin y ordena su captura nuevamente.

– El 24 de abril de 2018 se realizó la segunda audiencia preparatoria ordenada por la Sala Especializada de Juzgamiento de Primera Instancia. ¡¡¡11 años después!!!

–  El 23 de octubre de 2018 la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte ordenó la remisión inmediata del expediente de Zulema Jattin a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP.

Y en la JEP Zulema Jattin lleva 27 meses, más de dos años, y no le resuelven nada, muy a pesar de haber presentado, en los términos que se le solicitó, la propuesta de verdad, reparación y garantías de no repetición.

El 15 de febrero y el 14 de mayo de 2021 se presentó a la diligencia reservada de aporte temprano a la verdad ante la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas.

Luego de cumplir con todo lo requerido por la JEP, esta jurisdicción se niega a pronunciarse.

Mantener a un ciudadano privado de la libertad durante 14 años, sin definirle su situación jurídica, me hace recordar a esas crueles dictaduras, diestras o siniestras, y al Apartheid. Pero se hace más terrible en países que se hacen llamar ‘democracias’ y ‘Estado Social de Derecho’.

Condénenla. Si quieren rehabiliten la prisión de La Gorgona para mandarla para allá. Pero defínanle la situación jurídica a esa mujer.

Cuántas personas en Colombia, hoy detenidas, no estarán pasando por lo mismo o por situaciones peores.

Lo reitero hasta más no poder: Así te pongan las esposas, tienes tus derechos. Y el Debido Proceso es un ¡PRINCIPIO UNIVERSAL!  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares