Opinión

Duque, el reyezuelo alcabalero y abusivo que sitió de peajes a Córdoba

Sharing is caring!


Por Toño Sánchez Jr.


Los cordobeses nunca se imaginaron el costo que iría a tener para su bolsillo las dos embajadas que Iván Duque le obsequió a una misma familia en Panamá y en República Dominicana. Hoy las cobra impunemente sitiando a Córdoba a punta de peajes para favorecer a los poderosos concesionarios dueños de esas multimillonarias concesiones.

Este Departamento está sitiado actualmente por siete peajes que suman en pago $81.000.oo. Y próximamente se le suma el octavo, que está entre la vía Tolú – Toluviejo (Caimanera) por el que hay que pagar $13.300.oo. Lo pretenden trasladar un poco más delante de El Porvenir (Córdoba) pero en territorio de Sucre. Eso es lo que se llama una ‘perrada’, propia de los timadores y tramposos, en la que está de acuerdo ‘El Bayo’ de Sucre.

Todo esto es orquestado por los más irresponsables funcionarios que este país haya conocido: El Clan de la ANI, que la llaman pomposamente la Agencia Nacional de Infraestructura. Qué más bien debieran llamarse la Agencia Nacional de la Infamia. Solo buscan beneficiar a los dueños del billete. ¿A cambio de qué? Se los dejo a su imaginación, pero de lo que sí estoy seguro es que esos cachacos que manejan esa ‘pública’ entidad solo conocen lo que llaman favores pagos (dar las gracias es una forma de pago).

Entregan concesiones viales sin estudios financieros serios y con tasas de retorno inventadas. Y todo esto después lo enderezan trasladando peajes o construyendo otros más. Lo mismo sucede con las obras que se licitan y que hacen que se las gane el amigo del Gobierno elegido y después se la mejoran a punta de ‘Otro Sí’ o de estrambóticas adiciones (Remember Odebrech y Reficar). Y por estos últimos hay impunidad total.

Todo esto estaba cocinado. Y montado.

Solo esperaron a que llegara la Semana Santa para dejarlo entrever. Como los delincuentes que se ocultan en la oscuridad para lanzar sus zarpazos, estos esperan determinadas fechas especiales para dar a conocer sus torcidos anuncios.

Para completar el guion de este pueblerino teatro, saltan los congresistas ‘indignados’ y a mostrarse ‘sorprendidos’ por tal decisión. Cuando en realidad todos ellos sabían que esto se venía. Así como sabían lo del traslado de varios peajes en Córdoba hace poco tiempo.

Yo me imagino que le dijeron al subalterno de la casa de nariño que no se fuera a molestar por las declaraciones que iban a dar, le tuvieron que suplicar que entendiera que tenían que aparentar ante los cordobeses que ellos defendían los intereses de los cordobeses. Concluyo que el subpresidente tuvo que decirles: “Espero no se les vaya la mano en solidaridad con su gente”. Y así parece que fue. Creo yo. A lo mejor todo esto es mentira.

El Gobernador de Córdoba es el único que se ha pronunciado de manera seria y clara. Lo hizo en una carta enviada al Gobernador de Sucre. Cito textualmente el siguiente aparte:

“Ocho peajes tiene esta concesión Antioquia – Bolívar, de esos el 62% están ubicados en mi departamento, sí, cinco de ellos están en territorio cordobés, en un proyecto que pasa por cuatro jurisdicciones, eso ya de por si es injusto”.

Pero me llama poderosamente la atención este párrafo de la misma carta en donde hay una referencia a la ANI:

“Con mucho gusto me siento en la mesa, acompañado de nuestra clase política, alimentado por los testimonios de los cordobeses, pero lo hago mientras la ANI esté dispuesta a abrir la discusión sobre todos los peajes, sus tarifas, su ubicación, los compromisos pendientes, el mantenimiento de las obras de arte curiosamente excluidas y las obras complementarias en la zona de la Concesión Ruta al Mar, ¿ESTARÁ LA ANI DISPUESTA A ABRIR ESA CAJA DE PANDORA?, bajo esta premisa seré el primero en la mesa”. (Mayúsculas son mías).

¿Qué torcido hay dentro de esa “caja de Pandora”? Es un interrogante, más no una sindicación.

Qué abuso el de este Estado y Gobierno para con esta tierra. La tiraron a la violencia, al narcotráfico, a la pobreza y al abandono. Ahora, se la tiran a los buitres de la ANI que defienden intereses privados.

A Córdoba le medio construyeron, léase bien, le medio construyeron, unos mochos de doble calzadas, por los cuales la legión de la secta del CD, le rinde pleitesía al monje de la Secta y a su subalterno, el de la Casa de Nariño.

Dónde está la vía 4G que atraviesa a Córdoba. Dónde está la VERDADERA DOBLE CALZADA que atraviese a Córdoba desde La Apartada a Chinú, por solo mencionar esa ruta.

Dónde está la doble calzada que una a Córdoba – Sucre – Bolívar. Ojo, no MOCHOS de doble calzada. 

Todo esto de sitiar a Córdoba con peajes, fue con el permiso de Iván Duque, el mismísimo personaje que venía a cantar vallenatos, tomar whisky y comer bife chorizo a Montería.

Este Departamento no tiene dolientes. Ni políticos que la defiendan ni grupos de presión, representados en gremio, asociaciones o lo que llaman sociedad civil.

Históricamente los políticos de Córdoba siempre han estado arrodillados al poder central, al presidente de turno. Y estos saben cómo tenerlos arrodillados. Tirándole migajas de burocracia y contratos al piso.

Este gobierno solo se esmera por mantener opulentos a sus banqueros y contratistas de grandes concesiones. Utilizan el criterio social, político y económico para enriquecer a sus amigotes contratistas.

En Córdoba hay concesiones como la que se ha conocido como Autopistas de la Sabana, que fue un regalo del monje a sus amigotes, que no cumplen con separadores, compensación ambiental, señalización vertical y horizontal, andenes y ciclovías.

Esta misma concesión es la que ha construido unas glorietas que son todo un peligroso laberinto. Que hasta el mismo Teseo se viera en problemas para salir de allí. Ni el hilo de Ariadna le serviría. Si existieran los premios a la chapucería estuvieran fuera de concurso.

Los cordobeses somos buenísimos para regalar votos en campañas electorales. Para financiar proyectos en otras ciudades, ya que todos los bancos saben que acá es donde más se capta dinero, porque a la gente aquí le gusta la plata en el banco. Para financiarles con peajes las vías 4G a los paisas. Y para devorarnos entre nosotros mismos. 

Estamos cerca de ver a este Gobierno del CD autorizando peajes en vías destapadas de Córdoba. De ese subpresidente se puede esperar lo peor. Y el cuento es que este tipo de funcionarios se vuelven más peligrosos al final de sus períodos.

Definitivamente este Duque es un cachaco sin agüero para beneficiar a sus amigotes.

shares