Opinión

Dónde están los 110 mil millones de pesos que faltan de la Ruta del Sol II

Sharing is caring!

Por: Toño Sánchez Jr.


En la última edición de la revista Semana del año 2019 hay un artículo sobre el exsenador Bernardo Elías Vidal donde se refiere a Odebrecht. Razón por la cual recordamos esta columna.


Hace varios días los expresidentes Andrés Pastrana Arango y Álvaro Uribe Vélez suscribieron una contundente carta en donde solicitaban al Fiscal Néstor Humberto Martínez que investigara si a la campaña a la presidencia de Juan Manuel Santos entró dinero de Odebrecht. Los medios regionales dieron buena cobertura al hecho y los del interior se encargaron de sepultarlo rápidamente. Porque la estrategia es que todo se pare en Córdoba. Y qué vaina de rara, los engendros de la corrupción, propuestos por los medios del ‘interior’, los senadores Bernardo Elías Vidal y Musa Besaile Fayad, están ya presos, pero la corrupción en Bogotá sigue como Johnnie Walker… ‘siempre tan campante’. (El PDF de la carta está en esta dirección:  …..).

Sería bueno que leyeran detenidamente la carta antes de seguir; además, que va a ser tema caliente en el debate del 17 de octubre, que prepara el senador Jorge Robledo sobre este aberrante hecho en el Senado. A no ser que las maquinarias abyectas y enmermeladas del régimen impidan realizar este esclarecedor debate. Se ha anunciado que será televisado, a no ser que el Gobierno lo impida también.

La Ruta del Sol II costó aproximadamente 2.8 billones de pesos. Por ley se podía hacer una adición hasta del 50%, esto quiere decir que sería de 1.4 billones de pesos. Y esa adición se hizo!

Olvidémonos por un momento de la coima, comisión, soborno, comisión de éxito o picotazo del 10% de los 2.8 billones iniciales. Vamos a manejarnos en la ‘Comisión Turbay’, la de “las justas proporciones”. Esto quiere decir, que con la adición del 1.4 billones de pesos nos seguiremos moviendo con el 10%, lo reitero, la ‘Comisión Turbay’.

El 10% de 1.4 billones de pesos es aproximadamente 140 mil millones de pesos. Un paréntesis aquí, esos asolapados cachacos no manejan el término ‘aproximadamente’, con esos manes las cifras son exactas. Por eso están donde están. Para ellos esto no es con ‘liga’ o ‘déjalo así’.

Hasta la fecha está demostrado que a la empresa SION, la de Gabriel Dumar, Odebrecht le dio 3 millones de dólares por medio de un ficticio contrato, que consistía en ‘movimiento de tierra’, palabras más palabras menos. Ya sobre esto hay suficiente ilustración. Lo que podríamos agregar aquí fue la estrategia Presidencia – Fiscalía – Medios. Cada uno desarrolló a la perfección su papel. Esto no oculta, para nada, la responsabilidad de los imputados en los ilegales hechos.

La Fiscalía ‘apretaba’ a Otto Bula inflándole su perfil, como acostumbran hacer, se la enfilaron a sus bienes y le armaron un ‘dossier extraditable’ que lo puso a cantar hasta La Marsellesa, al derecho y al revés. Con Dumar no se necesitó de mucho esfuerzo, ya que esta persona es depresiva de nacimiento. Jugaron con su estado emocional y lo pusieron a decir lo que era y no era. Ya el Fiscal y Juez del caso sabían qué debían escoger y qué no. Por su parte, el senador Bernardo Elías dio muestras de irse con la ‘estrategia Sansón’, que consiste en: muera Sansón y todos los Filisteos; pero se jodió. Ningún Filisteo (que son los del poder cachaco) quería morirse, y lo metieron de inmediato en una mazmorra y ‘afinó’, decidió quedar en ‘manos de la justicia’.

Pero regresemos a los 3 millones de dólares que Odebrecht le entregó a SION. Ese billete se repartió, más no se lavó, esto tiene que quedar claro. Entonces aquí viene una pregunta, pero antes de hacerla quiero recordar que los medios del ‘interior’ siempre se han referido a Otto Bula, de manera despectiva y humillante, como vendedor de queso (Para mí los oficios más dignificantes de un cordobés es el de vendedor de queso sinuano, suero Atollabuey, yuca, ñame, coco, ají dulce, limón criollo, carne salá, gallina criolla, bocachico… y demás delicias que Dios le regaló a esta tierra). Y esos medios se preguntaban cómo un vendedor de queso podía tener ese poder. Y decían la verdad! Pero como lo que querían era desacreditarlo, usaban esa situación para mostrar que jamás un vendedor de queso podía tener llegada a un poderoso de Bogotá, para así defender a los suyos. Lo que jamás se imaginaron fue que los del poder bogotano dejaran tantos cabos sueltos con Odebrecht. Ahora sí la pregunta: ¿Todavía dudan del vendedor de queso?

Toda la estrategia cachaca, liderada con sus medios, iba bien. Pero se les olvidó ese dicho terrible que siempre se acostumbraron a aplicarle a los demás: “El enemigo de mi enemigo es mi amigo”. Resulta que dos expresidentes, que al parecer están “bien dateados”, como acostumbran a decir los periodistas cachacos, se les dio por hacer una carta, que hoy tratan de recogerla a como dé lugar. En el escrito los exmandatarios plantean una ‘triangulación corrupta’, que presuntamente favoreció a Juan Manuel Santos Calderón para llegar a ser presidente.

Habíamos dicho que estábamos manejándonos en la ‘Comisión Turbay’, la del 10%. La adición de Ruta del Sol II fue de 1.4 billones de pesos. El 10% en coimas y sobornos fue de 140 mil millones de pesos. A la empresa SION, la que usaron el senador Bernardo Elías y el exsenador Otto Bula, le dieron 3 millones de dólares, vamos a redondearlo a 10 mil millones de pesos. Quedan 130 mil millones de pesos de esa coima. Que está demostrado que ni Otto Bula ni Elías Vidal ni Dumar los tienen.

Pero resulta que hay una empresa llamada PRESOAM con la cual presuntamente Odebrecht realiza otro contrato ficticio que tenía como fin pagarle a toda la gente de la ANI (mandos medios que ‘movían’ la ‘jugada’). Lo contratado con esta empresa es aproximadamente 6 mil millones de pesos para repartirse entre la ‘perrera’.

Aparece otro contrato con RGQ Logistic Soluciones Integrales SAS, por valor de más de 3 mil millones de pesos. La cuestión es que todo mundo en Bogotá sabe, menos la Fiscalía, que esta empresa es manejada por interpuesta persona, pero que en realidad es de Esteban Moreno. El personaje que señalan de manejarle todo a Simón Gaviria, quien fue Director del Departamento Nacional de Planeación Nacional, DNP. Y jamás olviden que la adición de la Ruta del Sol II, NECESITABA!!!, del visto bueno, del chulo, del OK, del director del DNP. Y yo he aprendido que cuando se trata de dar este tipo de aprobaciones los cachacos de Bogotá no firman nada gratis. Debemos recordar que este es el hijo del expresidente y director del Partido Liberal, César Gaviria… quien hará sentir esa consanguinidad y mando más adelante.

Y el otro contrato de Odebrecht es con Inversiones Torrosa (Javier Torres), por valor de más de 9 mil millones de pesos. Que presuntamente también podría haber sido para beneficiar la campaña presidencial de Santos.

No hay que olvidar que Javier Torres es el ‘duro’ de los Char en Barranquilla.

Entonces cómo funcionaba la triada de Odebrecht: SION era del Partido de La U. RGQ Logistic, del Partido Liberal Colombiano. Inversiones Torrosa, era del Partido Cambio Radical. Esto concluyo yo, a lo mejor esto es una locura mía.

Entonces saquemos cuenta. Entre estas empresas Odebrecht repartió alrededor de 30 mil millones de pesos en coimas, sobornos y apoyo a campañas presidenciales. Recordemos que a SION le dieron 10 mil millones de pesos, para un total de 40 mil millones de pesos en ‘picotazo’. ¿Dónde están entonces los 110 mil millones de pesos restantes? El ‘Ñoño’ Elías, no los tiene. Otto Bula, tampoco. Y Gabriel Dumar, menos. Y me atrevo asegurar que ningún cordobés los tiene escondido. ¿Cómo fue entonces la repartija?!!!

Yo he dicho, sin prueba alguna, que hay negocios de presidente y de ministros, ¿será que esos 110 mil millones de barras se fueron para esas dignidades? Es un mero interrogante, más no una sindicación. Y no se nos olvide que no hemos hablado del 10% (Comisión Turbay) de los 2.8 billones del valor inicial de la Ruta del Sol II, estamos solo en la Adición de 1.4 billones de pesos.

Pregunto!

Por qué la Fiscalía no hace lo mismo que hizo con la empresa SION, que cogió a su representante legal y lo ‘apretó’ para que cantara. Por qué no ‘aprieta’ al representante legal de RGQ Logistic? Por qué no ‘aprieta’ al representante legal de Inversiones Torrosa? Por qué no ‘aprieta’ al representante legal de PRESOAM? Para que digan qué hicieron con el billete que les entró de Odebrecht.

Fuentes de entero crédito, que lagartean por el poder bogotano, comentan que el expresidente César Gaviria decide regresar a comandar al Partido Liberal cuando el Fiscal se metió con las empresas de su hijo. Afirman que ‘lo llamó a consultas’ y le cantó la tabla. El Fiscal enseguida afinó, otros dirían ‘reculó’. Y Simón se volvió intocable.

Por los lados de Torres la cuestión es parecida, solo que cambia el apellido protector, aquí es Char. Y para nadie es un secreto lo que significa la familia Char para Germán Vargas Lleras, el capo de Cambio Radical, en la luz y la oscuridad.

No se trata de defender a nadie, pero a todo el que enredan judicialmente hoy en día, lo primero que le preguntan es qué tienes en contra de Bernardo Elías o Musa Besaile. Esto no quiere decir que estos dos sean unos corozos en almíbar; pero los van a clavar, no por lo malo que hayan hecho, sino porque esto hay que pararlo en Córdoba y no hay mejores presas que estas. Y con ello logran los cachacos de Bogotá lavarse sus culpas y salvar su pellejo de las coimas de Odebrecht. A Santos, a Prieto, a la Álvarez y a la Parody nada les va a pasar, son los nuevos míster y miss teflón de Colombia.

@tonsanjr 

shares