Opinión

Dicen que son nuestros ‘Héroes’ pero no les pagan

Sharing is caring!


Por: Toño Sánchez Jr.


Este es un país hipócrita e infame. Viven elogiando la labor de los médicos, enfermeras y demás personal de la salud, pero ignoran la real situación de este sector en donde, muy a pesar de recibir los giros, no les pagan a especialistas, médicos generales, enfermeras y demás personal que labora en eso de salvar vidas.

El Supersalud, cuota exclusiva del Monje de la Secta, tiene una escalofriante selectividad para vigilar.

Por ejemplo, las clínicas afectas al movimiento de su patrón pueden hacer lo que les venga en gana, hasta no pagarle a los médicos y enfermeras y no pasa nada.

Pero da el visto bueno para los giros cada mes.Él podrá decir, y hasta con razón, que ese no es su problema, pero resulta que la Supersalud sí tiene la competencia para vigilar los destinos de esos giros que le hacen a las diferentes entidades de la salud.

Cómo es posible que a diferentes clínicas lleguen los pagos mensualmente y no les paguen PUNTUALMENTE a los trabajadores de la salud.

Y si estos trabajadores se llegan a quejar, la respuesta generalizada de los gerentes, parece que se hubieran puesto de acuerdo tácitamente, es: “Bueno que renuncien”.

No entiendo cómo estos miserables pueden dormir tranquilos, cuando no les pagan a sus trabajadores.

Y para terminar de joder, hay que decirles ‘doctor’.Viven hablando que el sector está mal, pero siguen en el sistema.

Y construyendo clínicas y montando IPS.

Creo que Montería es la única ciudad de Colombia en donde hay más IPS y Toyotas 4 puertas por metro cuadrado.

Pero les gusta enriquecerse con el sector de la salud, pero no les pagan a los especialistas, médicos generales, instrumentadoras, enfermeras y demás personal del sistema.

Ni escribir del médico, enfermera u otro trabajador de la salud que se atreva a denunciar.

Le cae una desgracia terrible. Lo botan y no vuelven a emplearlo en ninguna otra entidad privada de salud.

Los dueños de clínicas privadas de Montería se pueden odiar entre sí, pero se sientan a manteles para analizar las Hojas de Vida de los que hayan osado demandarlos o sindicarlos ante la prensa u Oficina del Trabajo de ser unos viles abusadores.

Allí, pactan que nadie le dé empleo al trabajador de la salud que reclamó por sus derechos.

Y no faltará el que lo tilde de comunista.

Hay médicos que les deben 5 años. Los llaman y les dicen: “Les vamos a pagar solo dos años. Tómenlo o déjenlo”.

Qué más pueden hacer esos médicos. Se pueden imaginar lo que hacen con las enfermeras.

Pero ve usted a esos dueños de clínicas comprando fincas impagables y construyendo cipotes de proyectos de construcción, pero no tienen con qué pagarles las primas completas a sus trabajadores.

Fuera de eso, los condenan a que no pueden ni ir a la Oficina del Trabajo ni a la prensa.

Este es como una especie de comunismo, pero a la inversa… desde la derecha. Porque es la derecha la que tiene en Córdoba el control de la salud privada.

Hoy no me cabe duda de que Colombia es un país de ‘Repúblicas Independientes’. (Recuerden que las Farc nacieron de las llamadas ‘Repúblicas Independientes’). Hoy podemos hablar de la ‘República Independiente’ del Grupo Aval.

La ‘República Independiente’ de la Salud. La ‘Republica Independiente’ de Fecode. La ‘República Independiente’ del Periodismo.

La ‘República Independiente’ del Poder Judicial. La ‘República Independiente’ de los Jueces. Y la ‘República Independiente’ de ‘Otoniel’, para no extendernos tanto.

En esta ‘República Independiente’ de la Salud nadie se atreve a meterse, porque ha sido tomada por el uribismo, en cabeza de su Supersalud.

Creo que es por eso que el actual Gerente de la Clínica de Montería, Diego Blanco, le dice a los trabajadores que reclaman: “Si quieren no vengan a trabajar, renuncien, hagan lo que les dé la gana”.

Eso es tener cojones para la infamia.Lo llamé varias veces al número 315 752 83 42 para preguntarle sobre esto y otras cosas, pero siempre se iba a buzón.

Quería preguntarle por qué hace ¡¡¡SEIS AÑOS!!! No le dan DOTACIÓN a los trabajadores.

Por qué todas las enfermeras se visten de colores diferentes al blanco.Resulta, que como no les dan dotación cada quien tiene que hacerse a su uniforme.

Pero hay quien se atreva a denunciar esto.Quería preguntarle por qué las enfermeras tienen que doblarse en turnos extenuantes que luego no se los reconocen para el pago.

Quería preguntarle si sabe de qué vienen las enfermeras de su clínica.

Al menos los mototaxistas tienen 15 mil o 20 mil pesos diarios en sus bolsillos, pero estas innegables mujeres, qué tienen.

Quería preguntarle porque solo hasta hace unos días pagó las primas de Diciembre de 2020. Y no les pagó el sueldo de julio de 2021.

Quería preguntarle si es DIGNO que uno trabaje en una empresa en donde no se pueda renunciar porque entonces nunca te pagan, por lo que toca trabajar con la indignante consigna de que “algún día me pagarán”.

Quería preguntarle porque a los especialistas, de la noche a la mañana, decidió pagarles medio sueldo. Acaso a su clínica le llega ‘medio giro’ cada mes.

Quería preguntarle porque no le dan una suficiente dotación de guantes a las enfermeras para los turnos.

Sabe usted lo peligroso que es reutilizar un guante DESECHABLE en varios pacientes y procedimientos.

Quería preguntarle porque no hay medicamentos para urgencias.Quería preguntarle porque NO HABÍA ALCOHOL este pasado jueves.

Quería preguntarle porque hace dos años le paga a los especialistas por retazos.Todo esto quería preguntarle, pero como no contestaron le hago estas públicas preguntas.

Es una desgracia que hoy en día en los bancos los médicos sean considerados un riesgo para prestarles dinero.

Es una desgracia que una persona que trabaja en una clínica de estas no pueda hacer un plan de inversión con sus primas, como la de arreglar su casa, porque no sabe si algún día se las pagarán.

Qué desgracia que estas personas no puedan reclamar por sus derechos.Yo quiero terminar solo preguntando: ¿Esto es justo? ¿Esto es digno?Y no se les haga extraño que ahora el hijo de puta sea el que escribió esto y no los hampones de la salud que humillan a todos estos trabajadores.

¡Ahhh! Se me olvidaba, soy hijo de una enfermera pensionada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares